Carrito 0

Envío Nacional Gratis

¡Envío Nacional Gratis!

Haz tu pedido por teléfono:
(81) 12-57-69-21

Desarrollan fármaco que paraliza el cáncer permanentemente

Científicos australianos de la Universidad de Melbourne descubrieron un nuevo tipo de droga que puede ayudar a tratar el cáncer- grupo numeroso de enfermedades que se caracterizan por el desarrollo de células anormales–.El fármaco no elimina las células cancerosas, sino que las deja en un estado durmiente que impide que la enfermedad progrese, el cual cuenta con una ventaja que se debe resaltar: no tiene efectos secundarios.

Paralizar el cáncer en crecimiento

El descubrimiento, publicado en la revista Nature, consiste en un fármaco que inhibe dos tipos de proteína llamados KAT6A y KAT6B. Ambas están estrechamente relacionadas con el desarrollo tumoral y se consideran dos de los principales motores de crecimiento en las células cancerosas. La KAT6A se encuentra en el número 12 en la lista de genes más comúnmente amplificados en cánceres.  

Al aplicar un tratamiento que inhibe la formación de las proteínas antes mencionadas, los investigadores lograron cuadruplicar la esperanza de vida en animales afectados por linfoma –– tipo de cáncer que se desarrolla cuando se produce un fallo en la forma de actuar de los linfocitos (células blancas de la sangre)––uno de los tipos de tumor más letal.

Desde el principio, descubrimos que el agotamiento genético de KAT6A cuadruplicaba la esperanza de vida en modelos animales de cáncer de sangre llamado linfoma. Armados con el conocimiento de que KAT6A es un importante factor de cáncer, comenzamos a buscar formas de inhibir la proteína para tratar el cáncer”, comentó , Tim Thomas del Instituto de Ciencias Farmacéuticas Monash

Sin daño celular, ni efectos secundarios

Este nuevo tratamiento no destruye las células cancerosas, sino que las desactiva. Lo que hace, es poner la enfermedad “a dormir” permanentemente, impidiendo que se desarrolle o que se reactive tras su eliminación. La ventaja que tiene esta droga o fármaco es que no tiene dolorosos efectos secundarios, como sí los posee la radioterapia o quimioterapia.

Los tratamientos actuales se basan en sustancias que destruyen el ADN de las células cancerosas. El problema es que no es fácil dirigir estos tratamientos para que solo destruyan células enfermas. La terapia a menudo destruye también células sanas, lo que da lugar a todo tipo de efectos secundarios lamentablemente dolorosos para el paciente.

Los descubridores de la droga comentaron estar entusiasmados, pero enfatizaron en lo necesario que es seguir investigando y realizar ensayos clínicos en seres humanos antes de que la droga llegue a los hospitales. Su mayor uso puede estar en prevenir de forma permanente la reaparición del cáncer tras su eliminación.

Fuente: Revista Nature Publishing Group, 1869-Presente. 
Revista Muy Interesante México

 



Publicación más antigua Publicación más reciente